miércoles, 1 de agosto de 2012

El gato de un F1

Los records marcados por Mc Laren en los últimos GPs está dando que hablar sobre esta maniobra pero hay un componente del que poco se dice y este es el gato de un F1.

Durante años esta herramienta vital en un pit stop ha sido la más sencilla y humilde de todo el garaje de un F1. La normativa actual no permite sistemas de elevación de los coches eléctricos o hidráulicos y por lo tanto se utilizan gatos en los que la elevación del coche se hace mediante un sistema de palanca accionado por un mecánico y la caida del coche al piso se hace gracias a la gravedad.

El objetivo de todos los equipos es mejorar este sistema y para ello los equipos han desarrollado un sistema de liberación rápida que permite caer el coche a tierra y le han añadido un sistema de giro al gato delantero que permite una salida muy rápida del coche una vez que el coche ya está en el suelo.

En un pit Stop, el gato delantero se encuentra ya posicionado por el mecánico correspondiente quien lo acciona y eleva el coche para el cambio de las ruedas.

Gato posicionado por el mecánico. Fuente SCARBS


Con esta maniobra el gato se encuentra a la altura del pecho del mecánico lo que le permite tener un control muy bueno del manillar. En ese momento el mecánico que controla este gato lo hace pivotar y se coloca fuera de la línea de salida del coche.
Gato levantando el coche. Fuente gráfico SCARBS

Cuando los hombres de la pistola de las ruedas delanteras dan la señal. El mecánico tira de una palanca de forma mecánica que libera el plato que levanta el coche y el mismo cae de manera muy rápida al suelo. A continuación el mecánico tira del gato y lo saca de la línea de salida del coche.

Liberación del mecanismo de retención del plato elevador. Notar que al accionar la palanca el pestillo  se pierde dentro del cilindro y libera el plato. Fuente gráfico SCARBS
Coche en el suelo por acción de la gravedad. Fuente gráfico SCARBS


Las grandes innovaciones en los gatos son por lo tanto el sistema que permite pivotar el gato y colocar su manillar fuera de la trayectoria del coche y el sistema de liberación y caída rápida del coche.

Los elementos de un gato de F1

Los componentes de un gato de F1 son: la plataforma de elevación, el mango con su manillar, las ruedas del mismo, el mecanismo de giro o pivot y el mecanismo de liberación.

Componentes de un gato de F1. Fuente gráfico SCARBS
El mango permite mediante palanca aplicar la fuerza del mecánico para levantar el coche. Este mango se encuentra curvado para que en la posición de coche levantado el manillar del mismo termine a la altura del pecho del mecánico. Este mango termina en un manillar, parecido al de una bicicleta, que permite manejar de una forma más cómoda el dispositivo.

Para permitir su posicionamiento de forma rápida los gatos cuentan con pequeñas ruedas de Nylon y con un sistema de giro mediante el cual el mecánico, con el coche elevado, se retira a un costado de la línea de salida del coche.

La conexión entre esta estructura y el sistema de elevación se hace mediante una pieza de aluminio con forma de herradura que pivota sobre un eje y se mantiene en su posición mediante el sistema de liberación rápida.

Herradura sobre la que se monta el plato elevador. Fuente gráfico SCARBS


Accionado el sistema de liberación esta herradura pivota sobre un eje y permite el rápido descenso del coche. El sistema de liberación es como un pestillo montado sobre resortes en una carcasa cilíndrica. Un simple cable tira de este pestillo y retira el pestillo, lo que hace que el plato levador bascule sobre la herradura y el coche caiga al piso.
Sistema completo de liberación. Fuente gráfico SCARBS
Detalle del pestillo de liberación. Fuente gráfico SCARBS

Gato trasero

El gato trasero es en general muy diferente y está constituido por una placa que se eleva por un procedimiento muy similar de palanca y tiene un mecanismo de libreación rápida similar al del gato delantero. La gran diferencia de un gato delantero y de una trasero es que en este último no es necesario que el mecánico se quite de la trayectoria de salida del coche por lo que no tiene el mecanismo de pivot.
Gato trasero Lotus
Gato trasero accionado por el mecánico



Los materiales con los que están construidos los gatos varían entre los diferentes equipos pero en general son tubos de chapa, las partes mecanizadas son de aluminio y la plataforma de elevación es de materiales compuestos.

Dedicado a Paulo, un gran amigo!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada