jueves, 10 de febrero de 2011

Ford demanda a Ferrari por "plagio" en el nombre su monoplaza

Ford ha presentado una demanda contra Ferrari en los tribunales estadounidenses por utilizar el nombre F150 para llamar al monoplaza de Fórmula 1 con el que correrán esta temporada Fernando Alonso y Felipe Massa.

Según la edición electrónica del periódico 'The Detroit News', Ford considera que el nombre infringe la marca comercial registrada de la camioneta F-150 que produce Ford desde hace décadas.

Cabe recordar que Ford utiliza este nombre desde el año 1975 para su camioneta insignia la pickup Ford F150. "Se trata de una marca importante para nosotros y hemos pasado muchos años y se han invertido muchos recursos publicitarios en el establecimiento de este nombre y obtener el reconocimiento de la marca", dijo el portavoz de Ford, Anne Marie Gattari. "Es algo que nos tomamos muy en serio. Es uno de nuestro buque insignia de la marca". Desde 1997, los ingresos brutos para el F-150 han superado los 180 mil millones dólares.

"Cuando Ferrari anunció el nombre de su coche de carreras como" F150 ", Ford pidió a Ferrari cambiar el nombre," dijo Gattari. "Ferrari no ha respondido de manera oportuna, no dejando a Ford otra salida que emprender acciones legales para proteger su importante marca y los derechos que ostenta sobre la misma."

Ferrari decidió denominar F150 su monoplaza de la presente temporada de Fórmula Uno en conmemoración del 150 aniversario de la reunificación de Italia.

Se da en este caso la situación rara de que el Grupo Chrysler, principal competidor de Ford, está gestionado desde mediados de 2009 por Fiat, a quien pertenece Ferrari.

La denuncia también habla de Internet
Como se había adelantado en este blog si se busca en Internet, en Google, el término F150 lo primero que se ve son las fotos de la famosa pick-up fabricada por Ford.

Transcurridas unas semanas esto ha cambiado radicalmente y es ahora el monoplza de Ferrari quien ha copado las primeras posiciones en el buscador con su web www.ferrarif150.com

Ante esta situación Ford también acusó a Ferrari ante los tribunales de "cybersquatting", es decir, el registro, el tráfico, o el uso de un nombre de dominio de mala fe con la intención de sacar provecho de la buena voluntad de una marca que pertenece a alguien más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada