lunes, 23 de septiembre de 2013

La FIA advierte sobre el peligro de 'paseos' como el de Alonso a Webber en Singapur

En el Gran Premio de Singapur, al finalizar la carrera, Fernando Alonso llevó a Mark Webber de vuelta a boxes subido en el pontón izquierdo de su F138, con una pierna dentro del cockpit y sujeto, tan sólo, a la chimenea del monoplaza. Esta acción, además de ser peligrosa para los demás pilotos que llegaron por detrás y que, como Hamilton, tuvieron que esquivarles, no ha gustado a la organización del campeonato por lo que, además de sancionarles con una reprimenda, ya revisan el asunto.

Así, según afirman en Autosport, la FIA insta a los pilotos a no ofrecerse a llevar a los rivales a partir de ahora en situaciones similares a la de Webber a final de carrera.

Alonso se detuvo a la salida de la curva siete en su vuelta de regreso a boxes, donde Mark Webber aguardaba junto a un comisario la llegada del español. Sin embargo, la 'zona de recogida' es una de las más comprometidas del circuito, ya que los pilotos vienen de la recta más larga del trazado y, normalmente, al final de carrera buscan los exteriores para recoger goma.

Así, Lewis Hamilton estuvo a punto de llevárselos por delante ya que al salir de la curva no le quedaba casi tiempo de reacción, por lo que tuvo que irse hacia el exterior para no comisionar con el F138 y, por suerte, Webber no estaba en esa zona por la que 'atajó' el británico.

"Estaba haciendo mi vuelta, doblé la curva y Fernando estaba allí, y me quedé muy sorprendido. Fui a la derecha, pero si Mark hubiera estado caminando por donde fui, entonces lo habría atropellado. Afortunadamente, ese no fue el caso", dijo Hamilton al concluir la carrera. "En el deporte, algo así es genial. Recuerdo a Nigel Mansell y Ayrton Senna. Para los aficionados es bueno verlo, y siempre y cuando se haga de una manera segura, no parar en la línea de carrera, tal vez se deba permitir en el futuro".
Cabe recordar que, aunque al finalizar la carrera Alonso y Webber fueron sancionados, este castigo no se refería específicamente al paseo de ambos en el monoplaza, sino a dos infracciones distintas del reglamento, una por parte de cada uno.

El español fue sancionado por infringir el artículo 30.13 del reglamento deportivo, el cual reza lo siguiente: "En ningún momento puede ser pilotado un monoplaza de forma innecesariamente lenta, errática o de una manera que pudiera considerarse potencialmente peligrosa para otros pilotos o cualquier otra persona".



La llamada de atención a Webber se produjo, por su parte, debido a la violación del artículo 30.9 (b), el cual prohíbe expresamente que un piloto acceda a la pista sin el permiso de los comisarios, algo que desde Autosport afirman que no disponía además de que fue avisado de no hacerlo.



Pese a que no hay una norma concreta que prohíba tales 'paseos', la publicación británica afirma que la FIA está dispuesta a imponer una regla al respecto en la que se recomienda a los pilotos no ofrecerse a llevar a otro compañero para no arriesgarse a una posible sanción.

La FIA recuerda así a los pilotos que, bajo ningún concepto, está permitido a los pilotos salir a pista sin el permiso de los comisarios, ni siquiera parar a recoger a alguien como hizo Alonso. La recogida de otros pilotos se desaconseja, simple y llanamente, por razones obvias de seguridad aunque, lo que preocupa a la FIA es que, durante el trayecto del paseo, algo pueda salir mal y un piloto se caiga del coche, incluso viajando a baja velocidad.

Horner molesto con la sanción

Es por eso que Christian Horner se ha mostrado bastante molesto por la decisión que tomaron los comisarios con respecto a la acción ya que cree que con una sanción económica o una simple llamada de atención habría bastado porque, en el fondo, no había intencionalidad alguna de provocar una situación peligrosa y, además, es algo que no ocurre por primera vez.

"Los pilotos han subido a otros en su coche en años anteriores, ocurrió al revés con Mark y Fernando en otro lugar [Alemania 2011 n.d.r]", ha recalcado Horner. "Una de las imágenes más icónicas que recuerdo es la de Nigel Mansell recogiendo a Ayrton Senna y subiendo en el coche (GP de Gran Bretaña de 1991). En esta ocasión fue bueno para el espectáculo, bueno para la tele y deberían haberlo solucionado con una multa o un tirón de orejas", ha dicho el jefe de Red Bull. "Lo que es una pena es que terminara en una reprimenda  y como es la tercera significa una penalización de diez puestos. Lamentablemente, las reprimendas son lo único que tienen ahora los comisarios, y quizá en este caso hubiera bastado con hablar con los pilotos. Lo ideal hubiera sido una multa, pero no creo que eso esté ahora disponible para los comisarios (solo se les puede multar a los equipos)", ha continuado "Es frustrante porque ahora pone a Mark un paso atrás en Corea, y eso es la parte que realmente no tiene sentido", finalizó.

Alonso debe estar contento! Ya ganó una posición en la parrilla de Korea!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada