domingo, 22 de septiembre de 2013

Próxima cita GP de Singapur en Marina Bay


La próxima cita del mundial de F1 será en el Circuito urbano de Singapur en Marina Bay. Es la quinta vez desde que este circuito, que forma parte del campeonato desde el año 2008, en el que se correra un gran premio nocturno en la historia de la F1 y es el único urbano del contenente asiático. Se ha situado junto con Mónaco como una de las dos más importantes del calendario para el deporte, los equipos y los patrocinadores.

Este circuito ha logrado el calificativo de espectáculo ya que todos recordaremos la manipulación del resultado a favor de Fernando Alonso en el año 2008 y que le ha costado la expulsión del campeonto a Flavio Briatore y a Pat Symonds (posteriormente readmitidos para no destapar más cosas).

El circuito se despliega en la zona de la desembocadura del río Singapur y la Marina de la ciudad, pasando por el puente Anderson, la calle St. Andrews y el Raffles Boulevard.

Se trata de un trazado urbano, largo y difícil en el que se corre en sentido contrario a las agujas del reloj. Los reglajes que llevarán los monoplazas serán muy parecidos a los de Mónaco, de carga aerodinámica máxima y suspensiones más blandas de lo habitual para poder conseguir el máximo de grip en sus muchas curvas lentas, deslizantes y bastante bacheadas.

Marina Bay es también una de las más largas y más duras del año para coches y pilotos. La carrera puede durar hasta dos horas y con altas temperaturas, humedad y el constante frenar y girar,

Al tratarse de un circuito urbano el muro se encuentra muy cerca de la pista y puede ser un invitado especial a la cita ya que varios pilotos pueden terminar contra él.

Según Pedro de la Rosa: "Singapur es el circuito del Mundial más duro para los frenos, bastante mas que Canadá, y uno de los más exigentes a nivel físico por el calor y humedad pese a que se disputa de noche. Está claro que es uno de los circuitos más difíciles del Campeonato junto con Mónaco. En el simulador fue uno de los que más me costó aprender"

Hablar de estrategia aquí es absurdo porque es muy difícil prever la durabilidad, degradación del neumático súper blando y el clima cambiante. El riesgo del Safety Car es muy alto también ya que ha salido en todas las carreras disputadas aquí, lo que condicionará la estrategia.. Y esto, de noche podría ser un problema adicional.

La pista ha sufrido una modificación significativa: han quitado la chicane de la curva 10, que ahora es más rápida. Esto elimina el impacto en los pianos y mejora algo la vida de los neumáticos al eliminar un punto de tracción a baja velocidad.


El sistema de iluminación del circuito

Proporcionar una iluminación suficiente para una carrera nocturna de Fórmula Uno es un desafío técnico importante. La empresa italiana encargada es Valerio Maioli que ha colocado 1.600 proyectores alimentados por 12 generadores de energía conectados en paralelo (en total 24 generadores). El nivel de luz requerida es de 3.000 lux - o cuatro veces mayor que la necesaria para iluminar un estadio de deportes tradicionales (800 lux aprox.). La potencia instalada es de 3,2 megavatios

Los proyectores se colocan a un solo lado del circuito para evitar que los pilotos queden desorientados en el caso de un trompo. El sistema se monta en marcos de aluminio de 10 metros sobre la pista. Estos marcos son apoyados por 240 pilones de acero colocados a intervalos de 32 metros detrás de las barreras. Más de 108.000 metros (108 kms) de cable son necesarios para conectarlos.


Características del circuito


Características: 23 curvas en total. Circuito urbano a través de la Bahía de Singapur. sentido contrario a las agujas del reloj
Longitud: 5.793km
Record: 1:45.599 (Kimi Räikkönen, 2008, Ferrari)
Desplazamiento entre la línea de salida y la meta: 0.137km
Número de vueltas: 61
Distancia Total: 309.316km
Reglaje aerodinámico: alta carga, similar a Mónaco. Velocidad máxima prevista: 306 km/h con el alerón trasero móvil activado, 290 km/h. sin él.
Acelerador a fondo: 45,5% de cada vuelta. Combustible previsto para la carrera: 155 kilos. Consumo de combustible medio: 2,26 kilos por vuelta.
Tiempo frenando: 21% de la vuelta. Número de zonas de frenada: 16. Desgaste de los frenos: muy alto. Es la carrera más dura para los frenos en toda la temporada porque no tienen oportunidad de enfriarse.
Tiempo entrada en boxes: 24 segundos
Tiempo total necesario para parada en boxes: 28 segundos (muy alto).
Efecto del peso del combustible por vuelta: 0,37 segundos.
Límites de velocidad en Pit: 60km/h en las sesiones libres; 60km/h durante calificación y carrera

Como la pista está al nivel del mar, la presión atmosférica es alta, el aire es más denso y esto implica que el consumo de combustible sea más alto. Así que los coches empezarán con más peso que en la mayoría de pistas, con unos 155 kg de combustible en el depósito, 10 kg más que la media. Esto añade castigo a las ruedas en las primeras vueltas.

Zona de activación DRS

El circuito de Marina Bay este año contará con dos zonas de DRS.

La primera zona de DRS se iniciará justo en la salida de la cuarta curva. De este modo, el punto de detección estará situado 230 metros antes de la quinta curva y la zona de activación abarcará toda la recta entre la quinta y la sexta curva hasta antes de llegar a la 'Memorial Corner', séptima curva del Marina Bay.

Además, los pilotos podrán volver a usar el alerón trasero móvil para facilitar el adelantamiento justo antes de la penúltima curva del trazado, 80 metros antes de la 22, el que será el segundo punto de detección. El DRS se activará 45 metros después de la curva 23.



Compuestos Pirelli

La elección de Pirelli para Singapur: medios (marcas blancas) y superblandos (marcas rojas). La primera vez que vemos esta combinación desde que Pirelli modificó los compuestos a partir del GP de Hungría. .

En Singapur el mayor desafío es cuidar de los neumáticos traseros, que se dañan por el uso de los frenos y aceleradas constantes en las salidas de las 23 curvas del circuito. Es una pista muy agresiva y el riesgo aquí es recalentar los neumáticos, lo que provoca la degradación térmica.

Es una de las carreras más duras de la temporada para los frenos, no por tener que hacer grandes frenadas a alta velocidad, sino por el uso frecuente del freno y la falta de rectas donde enfriarlos. Esto añade un esfuerzo adicional a las ruedas, por el calor que desprenden los discos al rojo vivo. Todo ello hace que la gestión de los neumáticos se vuelva difícil.

La elección de este año es más conservadora que la de 2012. El año pasado, con los blandos y superblandos, la diferencia en prestaciones de ambos compuestos fue mayor de lo esperado. En la clasificación llegó a los 1,6 segundos en algunos coches. En carrera, varios equipos vieron que los blandos no funcionaban a su mejor nivel; diseñados para soportar mayores temperaturas, no ofrecían buenos niveles de agarre en una superficie resbaladiza.

El año pasado, los equipos iban a tres paradas, pero la aparición de dos safety cars se cambió a dos paradas. Lo cierto es que el segundo safety car arruinó la emoción de la carrera.

La estrategia podria se parar cerca de la vuelta 17 para montar medios nuevos y volver a parar en la 39 para medios nuevos otra vez.

El tiempo necesario para una parada en Singapur es muy alto, lo que ayuda a los coches capaces de hacer una parada menos. Un coche de seguridad es bastante probable y puede cambiar el panorama al permitir a los coches que hayan perdido terreno acercarse a cabeza y, si sale cerca del momento de parar, podría cambiar el orden significativamente.

Cinco o seis vueltas tras el safety car también abren a los equipos la opción de hacer una parada menos, al extender la vida de los neumáticos.

En las últimas vueltas veremos que pasa con la degradación. El que sepa gestionar los neumáticos se llevará el gato al agua


Comisarios de la prueba

Los comisarios de la prueba serán: PAUL GUTJAHR, VINCENZO SPANO y DEREK WARWICK, ex piloto de F1



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada